Investigadores descubren los restos de Miguel de Cervantes

Los investigadores españoles que buscaban hace más de un año los restos de Miguel de Cervantes Saavedra, el popular ‘ Don Quijote de la Mancha’, confirmaron esta semana que encontraron la tumba del escritor, 399 años después de su muerte.

Fotos: Latinos que se destacan en EE.UU.

Sus restos y los de su esposa, Catalina de Salazar, fueron hallados muy disgregados y junto con los de otras 15 personas en la cripta de la iglesia de las Trinitarias de Madrid, confirmaron el martes los investigadores, "sin discrepancias" al respecto.

La noticia del hallazgo dio la vuelta al mundo y la rueda de prensa del impresionante anunció se extendió durante una hora y 45 minutos.

“A la vista de toda la información generada en el caso de carácter histórico, arqueológico y antropológico, es posible considerar que entre los fragmentos de la reducción localizada en el suelo de cripta de la actual iglesia de las Trinitarias se encuentran algunos pertenecientes a Miguel de Cervantes”, dijo a el antropológo Francisco Etxeberría, coordinador del equipo.

Suscríbete a nuestro boletín.

Miguel de Cervantes

“Son muchas las coincidencias y no hay discrepancias”, añadió Etxeberría, quien reconoció que no se han podido rastrear indicios de las heridas sufridas por el escritor en la batalla de Lepanto.

Etxeberría dijo que no podían hacer una verificación matemática, porque “no tenemos la certeza absoluta. Somos prudentes y estamos ilusionados", declaró el profesor. "Estamos convencidos de que entre esos fragmentos tenemos algo de Cervantes", añadió.

Los restos estaban en el subsuelo, en el conjunto que los investigadores acotaron con el punto 32, y aparecieron junto con una moneda de 16 maravedís de Felipe IV y prendas litúrgicas, entre otros objetos que permitieron datarlos en el siglo XVII.

Según la antropóloga y científica forense Almudena García Cid, concretamente hay restos de un mínimo de cinco niños y un mínimo de diez adultos (de ellos cuatro masculinos, dos femeninos, dos indeterminados y dos probablemente masculinos), lo que se corresponde con los 17 enterramientos documentados en la iglesia inicial.

Medios españoles reportaron que aunque hay evidencias históricas y arqueológicas de que los restos son de Cervantes, no hay pruebas de ADN.

"Los restos están en mal estado de conservación y no nos permiten hacer una identificación individual", explicó García Rubio, miembro del equipo investigador.

¿Quieres ahorrar? Recibe descuentos en compras, entretenimiento, salud y mucho más.

Nuevos análisis permitirán a los científicos separar los huesos de Cervantes de los del resto si se pueden hacer análisis de ADN para saber qué huesos pertenecen al escritor.

La investigación fue liderada por el forense Luis Avial y el georradarista Francisco Etxebarria, costó $130,685 y estuvo apoyada por el Ayuntamiento de Madrid.

Sobre qué pasará con los restos del escritor y la posibilidad de que se expongan al público, el historiador Francisco José Marín Perellón, funcionario del Ayuntamiento y archivero, indicó que no corresponde al gobierno local esta decisión, que dejó en manos del convento de las Trinitarias y la Real Academia Española, que ostenta la tutela del edificio.

El hallazgo coincide con la conmemoración de los 400 años de la publicación de la segunda parte de El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha, que precede a la celebración en 2016 del cuarto centenario de la muerte del escritor español más universal.


Foto: FierceAbin/Istockphoto
Video: YouTube

Search AARP Blogs