Por qué son bien recibidos los comentarios del papa Francisco sobre la teoría del Big Bang

El papa Francisco sigue dando de qué hablar con sus declaraciones “revolucionarias” y esta vez sorprendió a la comunidad científica al afirmar que "la teoría científica del Big Bang sobre el origen del universo no se contradice con la intervención de Dios como Creador, sino que lo exige".

Fotos:  Conoce a los papas de la Iglesia Católica

Los comentarios fueron bien recibidos por los expertos que aseguran que los dichos del pontífice romano ponen fin a la disputa entre las creencias católicas y las teorías de la creación del universo y de la evolución. El papa Francisco explicó que las dos teorías no son incompatibles con la existencia de un creador.

Pope Francis

En un discurso a la Asamblea Plenaria de la Pontificia Academia de las Ciencias, el pontífice también señaló que “cuando leemos en el Génesis el relato de la creación, creemos imaginar que Dios es un mago, que con una varita mágica ha hecho todas las cosas. Pero no es así. Él creó a los seres y les dejó que se desarrollaran de acuerdo a las leyes internas que les dio a cada uno, para que evolucionaran, para que llegaran a su plenitud.

El papa apuntó que Dios le dio a los seres humanos "la libertad" y le hizo responsable de la creación para que la domine y la desarrolle hasta el fin de los tiempos. En este sentido, afirmó que la responsabilidad del científico "es preguntarse sobre el porvenir de la humanidad y del mundo" para ayudar así a "preparar, preservar y eliminar los riesgos que puedan existir, tanto naturales como por acción del ser humano".

"El científico debe actuar (...) para lograr alcanzar el grado de desarrollo incluido en el diseño del Creador", concluyó.

Las declaraciones del papa Francisco se asemejan a los que realizó al papa Pío XII, quien abrió la puerta a la teoría de la evolución y las declaraciones realizadas en 1996 por el papa Juan Pablo II, quien dijo que la evolución fue "más que una hipótesis" un "hecho efectivo y probado".

Recibe información de política. Suscríbete a nuestro boletín

La teoría del Big Bang nació de la mano de los estudios del sacerdote jesuita Georges Lemaitre, considerado precursor de la cosmología moderna.

Desde la década de 1920 el padre Lemaitre tuvo la intuición de que el universo tenía una historia y se encontraba en evolución; oponiéndose así a la concepción de todos los científicos de época, entre ellos Albert Einstein.

Así, en 1930 propuso este modelo de universo conocido bajo el nombre de universo Lemaître-Einstein o hipótesis del átomo primitivo, y que más tarde tomará el nombre de Big-Bang.

Descuentos en Salud y Bienestar: Ahorros de hasta un 30% en un estilo de vida más sano.

Lemaitre apoyó su reflexión en los datos brindados por la observación de los espectros de las galaxias recientemente descubiertas. Interpreta cuatro años antes que Hubble el desajuste espectral hacia el rojo como la prueba de la expansión del universo.

Foto: neneos/istockphoto
Video: YouTube

Search AARP Blogs