Países latinoamericanos donde creció más la clase media

La solidez económica que tuvo Latinoamérica en la primera década de este siglo permitió una baja en las tasas de pobreza y la desigualdad, así como un crecimiento de su clase media, según un informe de Pew Research Center.

Middle class family

Sudamérica y México fueron las zonas donde se vio este fenómeno en forma más clara, en comparación con Centroamérica y el Caribe.

Fotos: Locos por las bellezas de América Latina

El estudio del Pew establece que América del Sur fue una de las tres áreas en el mundo (junto con China y Europa del este) en donde el crecimiento de la clase media se expandió significativamente.

Las exportaciones de petróleo, metales, soja y carnes de los países sudamericanos logró posicionar a esta zona como la principal exportadora de materias primas.

Suscríbete a nuestro boletín

La clase media en América del Sur creció 11 puntos porcentuales, de 16 % en 2001 a 27 % en 2011. A su vez, la tasa de pobreza bajó de 17 % a 7 %. Mientras tanto, el crecimiento de la clase media en el Caribe y Centroamérica fue mucho más modesto, con un crecimiento de 19% a 21% en el mismo período de tiempo. Lo mismo sucedió con la pobreza, que bajó sólo 3 puntos porcentuales.

Mientras tanto, América Latina en general vio cerrar su brecha de ingresos con el tiempo. De 2000 a 2013, los ingresos de los hogares más pobres crecieron a un ritmo mayor que los ingresos de los hogares más ricos, según el Banco Mundial.

Si bien el crecimiento económico fue el factor más importante tanto en reducir la pobreza como en elevar a las personas a la clase media (que representan el 74% de las ganancias de la clase media 1995-2010), las políticas de redistribución de ingreso y la disminución de desigualdad de ingresos también ayudó a expandir la población de clase media, lo que representa el 26% restante de las ganancias de la clase media en esos 15 años.

Slide1

El estudio también afirma que “la desigualdad en Latinoamérica se logró a través de programas sociales para ayudar a los más pobres, las inversiones en salud, educación y otros sectores”. Programas como Bolsa Familia de Brasil y Oportunidades de México permitieron darle asistencia económica a los más desfavorecidos.

El estudio de Pew, basado en datos recopilados en la región entre 2001 y 2011, demuestra que la situación económica en Latinoamérica mejoró durante esa década gracias a la "abundante oferta de materias primas para la exportación" como petróleo, cobre, hierro, soja, carne de res y otros productos. Cabe señalar que el éxito de América del Sur en el comercio mundial se debe en particular a la creciente demanda de sus recursos en China, actualmente el mayor inversor en la región.

De este modo, en Argentina la clase media creció en un 17,5%; la sigue Ecuador, con un crecimiento del 13,4%. En el tercer puesto se situó Perú con un 10,9%, seguido por Brasil con un 10,3%.

Países de Centroamérica y el Caribe como República Dominicana, Guatemala y El Salvador, por su parte, se encuentran en los últimos puestos del 'ranking', con un crecimiento de la clase media del 0,9%, 0,8% y 0,1%, respectivamente.

Pero la narrativa económica en América Latina ha cambiado en los últimos años. El progreso en la reducción de la desigualdad se estancó en el periodo 2010-2013, basado en los últimos datos disponibles, y el crecimiento en general disminuyó ya que los precios de las materias primas cayeron y el impulso económico se desvaneció.

En abril de 2015 en el informe Northern Spring, Southern Chills, el Fondo Monetario Internacional pronosticó que el crecimiento en América Latina disminuirá por quinto año consecutivo. La debilidad se concentra en los países de América del Sur, que son mucho más dependientes de las exportaciones de productos básicos —y son más afectados por la caída de los precios y por la desaceleración de China— que el resto de la región.

Descuentos en Salud y Bienestar: Ahorros de hasta un 30% en un estilo de vida más sano.

Las perspectivas son más brillantes en las naciones de América Central, así como México, según el FMI. Estos países son propensos a experimentar un crecimiento más firme para seguir adelante, en parte debido a sus lazos económicos más estrechos con EE.UU. —a través del comercio, las remesas y el turismo— mientras el gigante país del norte continúa con su recuperación desde la Gran Recesión.

Foto: Juanmonino/istockphoto

Search AARP Blogs