El papa Francisco deja huellas históricas en Cuba

Una misa multitudinaria en la Plaza de la Revolución, el posterior encuentro con Fidel Castro y un llamado claro para que la gente sirva al prójimo y no a las ideologías, enmarcaron los dos primeros días de la histórica visita del papa Francisco a Cuba.

Fotos: Papas de los siglos XX y XXI

Francisco se reunió este domingo con el líder de la revolución cubana Fidel Castro, de 89 años, durante aproximadamente 40 minutos, en la residencia del exmandatario. El encuentro se produjo tras la misa que ofreció el pontífice en la icónica plaza de La Habana y se produjo en un ambiente "muy familiar e informal", según anunció el vocero del Vaticano, Federico Lombardi.

Lombardi indicó que el papa le dio varios regalos al exlíder del régimen cubano. Entre ellos, dos libros de Alessandro Ponzato, un libro del padre Llorente, un jesuita que fue educador de Fidel, dos discos con sermones de su extutor jesuita, la exhortación apostólica Evangelii Gaudium y la encíclica Laudato Si y el libro Fidel y la religión, de Fray Betto.

https://youtu.be/ZiM4_HqMK-E

No fue el único intercambio de regalos de la jornada. Tras la visita a Fidel Castro, el papa Francisco se reunió con el presidente Raúl Castro al que le obsequió un mosaico de la Virgen de la Caridad del Cobre.

Suscríbete a nuestro boletín.

Por su parte, el presidente le entregó al pontífice una escultura de Cristo en una cruz hecha con remos por el artista cubano Alexis Leyva Machado (K'cho).

Temprano, en la mañana, el papa celebró una eucaristía histórica, ante casi un millón de personas, entre ellos 3.500 invitados oficiales, como el presidente cubano, Raúl Castro, y la mandataria argentina, Cristina Fernández de Kirchner, entre otros.

Instó a los presentes a servir "a las personas" y no a las "las ideologías" e insistió en que la importancia de las naciones se mide en el servicio y en cómo atienden las necesidades de los más desfavorecidos. El mensaje de Francisco fue fuerte y claro: "Quien no vive para servir, no sirve para vivir".

Pope Francis and Raul Castro

Bergoglio también envió un saludo especial al pueblo colombiano durante el rezo del Ángelus, tras oficiar la misa: “En este momento me siento en el deber de dirigir mi pensamiento a la querida tierra de Colombia, consciente de la importancia crucial del momento presente en el que, con esfuerzos renovados y movidos por la esperanza, sus hijos están buscando construir una sociedad en paz”.

En la tarde, el papa asistió a la Catedral, en la zona más antigua de la capital cubana, a una conferencia de religiosos, diáconos, sacerdotes y seminaristas de distintas nacionalidades, a quienes hizo un llamamiento para que sean pobres y misericordiosos y dediquen sus vidas a los que denominó los "más pequeños", los "descartes" de la humanidad.

Ahorra en tus compras con los descuentos de AARP

Francisco se salió del guión y prefirió improvisar una homilía en la Catedral de la capital cubana donde pidió no caer en la tentación de la riqueza. “Nuestra santa madre iglesia es pobre”, señaló a los religiosos. “Dios la quiere pobre como quiso pobre a nuestra santa madre María”.

Luego el pontífice se dirigió al Centro Cultural Félix Varela, donde fue vitoreado por fieles y estudiantes universitarios. A los presentes, el papa les pidió que sean capaces de crear “amistad social” y que trabajen juntos, aunque piensen de forma diferente, en la “cultura del encuentro”.

También les habló de los sueños. “Un joven que no es capaz de soñar está encerrado en sí mismo”, dijo, animándolos a que "no se arruguen" y que sigan soñando.  "Abrite a cosas grandes. No sé si en Cuba se usa esa palabra que los argentinos decimos: 'no te arrugués'. ¡No te arrugués y soñá!, soltó el papa.

https://youtu.be/X_pVMd8OOic

El pontífice arribó a la capital cubana el pasado sábado, en el décimo viaje de su pontificado, y fue recibido por Raúl Castro, quien en su discurso de bienvenida hizo un reconocimiento al papel que tuvo Francisco en el proceso de normalización de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos.

El obispo de Roma invitó a Cuba y Estados Unidos a seguir avanzando en su proceso de reconciliación. "Estamos siendo testigos de un acontecimiento que nos llena de esperanza: el proceso de normalización de las relaciones entre dos pueblos, tras años de distanciamiento. Es un proceso, un signo de la victoria de la cultura del encuentro, del diálogo", apuntó el pontífice.

Este lunes el papa estará en Holguín y Santiago para complementar el programa previsto en esa provincia. Pasadas las cinco de la tarde llegará a Santiago de Cuba, punto final de su estancia de 4 días en Cuba.

También te puede interesar:

 

Página de inicio de AARP

Foto: Centro Televisivo Vaticano/YouTube
Videos: YouTube

 

 

Search AARP Blogs