AARP Illinois

SQ_Broadband
Ron Schlagheck, ingeniero jubilado de la NASA y aficionado a la tecnología, está agradecido por tener una conexión rápida a internet en su casa rural cerca de Winchester (TN). “Me gusta tener acceso a la información”, afirma Schlagheck, de 73 años, voluntario de AARP Tennessee, cuya carrera consistió en administrar equipos internacionales que supervisaban las reparaciones del telescopio espacial Hubble y entregaban cargamentos científicos al Skylab, misiones del trasbordador espacial y la Estación Espacial Internacional. Recientemente, ayudó a AARP a plantear ante la legislatura de Tennessee la necesidad de expandir el acceso a la banda ancha (otro nombre para internet de alta velocidad). “Tenemos tantas comunidades rurales con acceso muy limitado a internet o sin ningún acceso”, dice. En todo el país, el personal y los voluntarios de AARP como Schlagheck trabajan para crear conciencia del potencial para la banda ancha y están convenciendo a los legisladores para que encuentren soluciones a las brechas de cobertura de internet (lo que se llama “brecha digital”), que son frecuentes en muchos lugares, en particular en las comunidades de bajos ingresos. Los expertos afirman que estas áreas suelen ser las últimas en tener banda ancha y, a menudo, a velocidades más bajas, lo que pone a la gente de estas comunidades en una continua desventaja. El acceso a la banda ancha asequible, confiable y realmente de alta velocidad puede aumentar la igualdad y hacer que las comunidades sean más habitables para todos. Si bien la banda ancha es un tema de creciente activismo, es ideal para AARP, indica Coralette Hannon, coordinadora del trabajo de activismo de telecomunicaciones a nivel estatal y local. “La banda ancha en casa, ya sea por medio de dispositivos móviles o computadoras, presenta oportunidades particularmente prometedoras para los adultos mayores”, dice Hannon. “La banda ancha no solo ayuda a que las personas mantengan relaciones sociales, sino que les permite el acceso a servicios médicos, entretenimiento, educación a distancia, telemedicina y otras actividades que contribuyen a envejecer bien”. Así es como se hace:
SQ_Broadband
As a retired NASA engineer and technology enthusiast, Ron Schlagheck is grateful for a fast Internet connection at his rural home near Winchester, Tenn. “I like to have access to information,” said Schlagheck, 73, a volunteer for AARP Tennessee whose career involved managing international teams that oversaw repairs to the Hubble Space Telescope and delivered scientific payloads on Skylab, Space Shuttle missions, and the International Space Station. Lately, he’s helped AARP make the case to Tennessee legislators that they need to expand access to broadband – another name for high-speed Internet. “We have so many rural communities that have very limited access to the Internet or none at all,” he said. Across the country, AARP staff and volunteers like Schlagheck are working to build awareness of the potential for broadband and are convincing policymakers to find solutions to Internet coverage gaps – the so-called Digital Divide – that are prevalent in many places, especially low-income communities. Experts say these areas are often the last to get broadband and often at slower speeds, leaving people in these communities at an ongoing disadvantage. Access to affordable, reliable, and truly high-speed broadband access has the ability to improve equity and make communities more livable for all. While broadband is a burgeoning advocacy topic, it’s an ideal one for AARP, says Coralette Hannon, who coordinates the association’s work on state and local telecommunications advocacy. “Home broadband, whether it’s through mobile devices or home computers, holds especially promising opportunities for older people,” Hannon said. “Broadband helps keep people socially connected, but it also enables access to healthcare services, entertainment, distance learning, telehealth, and other activities that contribute to successful aging.” Here’s how:
NCSL SQ
La fuerza laboral actual es muy diferente a la de hace una década. El rápido crecimiento de los empleos propios de la “economía colaborativa” (conductor de Uber, empleado independiente o de temporada) implica una cantidad menor de trabajadores con acceso a los planes jubilatorios por medio de su lugar de empleo. De hecho, la mitad de los empleados en Estados Unidos no tienen manera de ahorrar para su jubilación por medio de su sueldo, y el sector privado no ha hecho nada durante los últimos 40 años para corregir este problema. Sin embargo, sabemos que las personas tienen probabilidades 15 veces más altas de ahorrar si lo hacen por medio de su lugar de empleo. Los programas de Trabajo y ahorro ofrecen una solución innovadora para abordar la realidad cambiante. Este programa para la jubilación, al estilo de los planes 529, permitirá que más empleados, como los milénicos, quienes cambian de empleo más a menudo, incrementen sus ahorros y asuman el control de su futuro. Los programas de Trabajo y ahorro presentan una opción fácil, asequible y lista para usar, para que las empresas ofrezcan una opción de ahorros jubilatorios a sus empleados por medio de sus cheques de sueldo. Las cuentas de Trabajo y ahorro les dan el control a los trabajadores del país. Son voluntarias, por lo que el empleado decide si quiere participar y qué cantidad deducir de manera automática de su salario. Además, ya que los ahorros provienen de su propio dinero, lo pueden trasladar de un empleo a otro, con la confianza de que podrán contar con él durante su jubilación. ¿Nos podemos permitir no cambiar?Si bien el Seguro Social es una pieza fundamental del rompecabezas, depender solo de él no es suficiente. En promedio, los beneficios anuales del Seguro Social para una familia de 65 años o más es únicamente de $18,000, pese a que los adultos mayores en Estados Unidos gastan alrededor de $20,000 por año únicamente en comida, servicios públicos y atención médica. A este ritmo, uno de cada dos hogares no podrá costear sus necesidades básicas, y podrían tener que depender de la asistencia pública en el futuro. Pero el programa Trabajo y ahorro puede cambiar esta situación. Brindar una manera fácil para que los empleados incrementen sus ahorros ayudaría a disminuir la cantidad de trabajadores del país que, en el futuro, dependerían de la asistencia pública, lo que representaría un ahorro para los contribuyentes. De hecho, los estados que tomen acción hoy mismo podrían ahorrarle a los contribuyentes hasta $33,000 millones durante los próximos 10 años. Algunos estados ya han adoptado esta iniciativaEsta semana, me reuniré con casi 1,500 legisladores y personal legislativo en la National Conference of State Legislatures (conferencia nacional de asambleas legislativas estatales), para compartir más información sobre los muchos beneficios de los programas de Trabajo y ahorro, ya que los estados han tomado la iniciativa de abordar este problema crucial. Será muy interesante, pues me acompañará Jean Chatzky, la embajadora financiera de AARP.
NCSL SQ
Today’s workforce looks drastically different than it did even a decade ago. A swift rise in alternative “gig economy” jobs (like Uber drivers, freelancers, and seasonal workers) means fewer workers have access to workplace retirement plans. In fact, half of American workers have no way to save for retirement out of their regular paycheck, and the private sector has failed to fill this gap over the last 40 years. But, we know people are 15 times more likely to save if they can do so at work.
worknsave_square_espanol
A mi padre le gustaba compartir esta bendición irlandesa con nosotros: "Que siempre haya trabajo para tus manos. Que en tu bolsillo haya siempre una moneda o dos". Todos buscamos la olla de oro al final del arcoíris. Pero por lo general, no tenemos la suerte de simplemente encontrarla: tenemos que dedicar nuestro tiempo, energía y determinación para ganarla. Lamentablemente, muchas personas que trabajan sin descanso durante toda su vida no tienen forma de ahorrar para su jubilación en el trabajo. ¿Cuántas personas? 55 millones. Estos empleados a menudo trabajan para empresas pequeñas que no ofrecen los planes tradicionales de jubilación. Los motivos que alegan los empleadores son el alto costo y la carga administrativa. Sin embargo, las investigaciones en todo el país muestran que las personas tienen 15 veces más probabilidades de ahorrar para la jubilación si pueden hacerlo a través de su trabajo. Es por eso que AARP apoya la iniciativa Trabajo y Ahorro: programas de jubilación patrocinados por los estados que les facilitan a las empresas ofrecer opciones de ahorros para la jubilación a sus trabajadores y les dan a los empleados la oportunidad de tomar el control de su futuro financiero. Como ya comienza a verse en distintos estados del país, los programas de Trabajo y Ahorro benefician tanto a empleados como a empleadores. Programas estatales de Trabajo y AhorroEn el 2017, Oregón fue el primer estado del país que lanzó esta solución innovadora que permite que los empleados ahorren para la jubilación a través de deducciones del cheque de nómina, sin ningún costo continuo ni riesgo para el empleador. Desde el lanzamiento del programa OregonSaves, alrededor de 4,500 trabajadores de ese estado han ahorrado ya un total de casi un millón de dólares. Aquí encontrarás más información. Otros estados están haciendo lo mismo: ya son ocho los que han aprobado varias leyes sobre programas de Trabajo y Ahorro, entre ellos California, Connecticut, Illinois, Maryland, Massachusetts, Nueva Jersey, Vermont, y Washington. Panorama general por estado Hawái El Ways and Means Committee (Comité de Medios y Arbitrios) del Senado aprobó recientemente el avance de un proyecto de ley que representa el primer paso para la creación de una opción de Trabajo y Ahorro para los empleadores. Nuevo México Los legisladores estatales crearon recientemente el Retirement Income Security Task Force (Grupo de trabajo sobre seguridad de los ingresos jubilatorios) para estudiar la falta de seguridad en la jubilación y evaluar opciones para el establecimiento de un programa de Trabajo y Ahorro para los empleados privados. El grupo presentará una recomendación este verano. Nueva York El gobernador Cuomo incluyó el Secure Choice Savings Program (Programa de ahorros Secure Choice) en su propuesta presupuestaria para el estado, y AARP está exhortando a los legisladores a que lo incluyan en el presupuesto final que aprueben. Si las empresas participan, los empleados podrían invertir en cuentas personales de jubilación (IRA) por medio de deducciones del cheque de nómina —sin utilizar dólares de los contribuyentes—.  Pensilvania Los legisladores de Pensilvania han creado un grupo de trabajo para investigar maneras en que los trabajadores podrían ahorrar con mayor facilidad para la jubilación. Un grupo bipartidista de legisladores, que incluye a los líderes de ambos partidos y a AARP, anunció recientemente el lanzamiento de http://www.retirementpa.com/, un nuevo sitio diseñado para ayudar a los residentes de Pensilvania a mejorar la seguridad de su jubilación. Carolina del Sur AARP Carolina del Sur ha creado el Work and Save Task Force (Grupo de trabajo Trabajo y Ahorro), el cual diseñó un esquema llamado Palmetto Retirement Savings Program (Programa de ahorros jubilatorios Palmetto). Este programa hará que a las pequeñas empresas y a las organizaciones sin fines de lucro les resulte más fácil crear una cuenta privada de ahorros jubilatorios para sus empleados. TennesseeEl proyecto de ley Voluntary Retirement Savings Account (Cuenta de ahorros jubilatorios voluntarios SB1720/ HB 2051) presentado en la Asamblea General de Tennessee permitiría que el Tesorero del Estado establezca un programa de cuentas de jubilación para empleados. VirginiaLos legisladores aprobaron una resolución para estudiar la viabilidad y los méritos de un programa facilitado por el estado para los empleadores y aquellos trabajadores que no tienen acceso a un plan de ahorros jubilatorios ofrecido por el empleador. WyomingEl Senado de Wyoming aprobó el Retirement Income Security Task Force (Grupo de trabajo sobre seguridad de los ingresos jubilatorios), que deberá presentar un informe sobre sus observaciones, recomendaciones y propuestas al Labor, Health and Social Services Interim Committee antes de diciembre del 2018. La Cámara de Representantes está analizando actualmente la legislación pendiente.  AARP apoya firmemente los programas de ahorro para la jubilación que ayudarán a todos los trabajadores a hacer crecer sus ahorros jubilatorios para poder tomar control de su futuro, hacer frente al creciente costo de vida y estar preparados para las necesidades futuras. Para mantenerte al día con el trabajo que estamos realizando en tu estado y en todo el país, inscríbete para recibir nuestras alertas electrónicas en el boletín electrónico de AARP Advocates, sígueme en Twitter @roamthedomes o visita la  página web de tu estado.
WorknSave_Square
My Pop was fond of sharing this Irish Blessing with us – May there always be work for your hands to do. May your purse always hold a coin or two. We’re all searching for that pot of gold at the end of the rainbow. Most of the time, though, we aren’t lucky enough to just find it; we have to put our time, energy, and determination into earning it. Unfortunately, many Americans who work tirelessly throughout their lives have no way to save for retirement at work.How many? 55 million. These employees often work for small businesses that don’t offer traditional retirement plans, citing high costs and administrative burdens. Yet, national research shows that people are 15 times more likely to save for retirement if they can do so at work.That’s why AARP is pushing for Work and Save; state-sponsored retirement programs that make it easier for businesses to offer retirement options for employees – and for employees to take charge of their financial futures. As we’re starting to see in states across the country, Work and Save is a win-win for employers and employees.State Work and Save ProgramsIn 2017, Oregon was the first-in-the-nation to launch this innovative solution that lets employees save for retirement through payroll deductions, without any ongoing fees or risks for the employer. Since the launch of OregonSaves, about 4,500 Oregonians have already put away a total of nearly $1 million. See more here.Other states are following suit – eight other states have already passed various Work and Save legislation including: California, Connecticut, Illinois, Maryland, Massachusetts, New Jersey, Vermont, and Washington.A Glimpse Across the StatesHawaiiThe Senate Ways and Means Committee recently advanced a bill that takes the first step to create a Work and Save option for employers.
1795550_10152541885716355_5555468183502140833_n
I recently spent a weekend with eight of my college roommates for our annual get-together. Through the years we've always shared our life events, so it came as no surprise that our conversation turned to the topic of family caregiving. Like millions of fiftysomething women in the U.S. today, my former roomies are struggling to navigate the health care system on behalf of their parents - who now turn to them for help.
state-news-wa-mark-mullet
I often hear from friends and family members that they're afraid they don't have enough saved for retirement, and the truth is, many Americans are not prepared for the future. As recently highlighted by the New York Times, the reason many are not financially prepared is because they don't have the right tools at work to help them save for their future. In fact, when individuals have a way to save through their workplace, their rate of savings goes up by a staggering 1300%. Yes, that's right: 1300%.
sad pig
Move to Cape Cod and spend my days watching the waves roll in ... return to New York to be close to my roots ... or venture someplace completely new. What I want to do when I retire, I still don't know. What I do know is, I want to be in control of my financial future and to live independently as I age.
BalancaJustica
Hi there, blog readers! This is Gerardo Cardenas with the AARP Illinois Communications Team.
Search AARP Blogs