concentración

Group of mature people doing yoga
Cada martes y jueves en la tarde, llevo a mis hijos pequeños a su clase de karate en un dojo o estudio que también recibe a estudiantes de yoga. La sensei (maestra) y yogi que dirige el estudio es una exquisita señora mayor, divina, cultísima, con vastos conocimientos, en excelente estado de salud. Lo mismo puede neutralizar a un atacante con sus destrezas de cinta negra en artes marciales japonesas que dirigir una profunda meditación para entrar en contacto con las sensaciones del cuerpo y liberar toda clase de estrés.
iStock_000042688230Small
¡Ay, la tan temida menopausia!
Search AARP Blogs