pretendiente

Segunda en su encuentro con su primer pretendiente.
Quizá fue el zumbido de la turbina del avión lo que llevó a Segunda -quien, al igual que a mí­, le encanta viajar- a elegir para su primera cita a un estadounidense de la alta sociedad fanático de la tecnologí­a.
Search AARP Blogs