terapia física

Group of women doing water aerobics.
Hace cinco años, entré a internet en busca de una alternativa de ejercicio que me representara un beneficio físico y también me ayudara a bajar la tensión. Tengo un disco herniado y el trapecio lastimado por lo que se me dificulta realizar ejercicios de alto impacto. Mi búsqueda me llevó a un centro acuático donde encontré lo que desde entonces se ha convertido en una terapia física y emocional. Desde pequeña siempre he sido un pez, me encanta el agua. En el centro acuático he visto cómo gente adulta y mayores le pierden el pavor al agua, han aprendido a nadar y a beneficiarse de este ejercicio que favorece todas las partes del cuerpo. Practico acuaeróbicos y también nado en sesiones.
Group of mature people doing yoga
Cada martes y jueves en la tarde, llevo a mis hijos pequeños a su clase de karate en un dojo o estudio que también recibe a estudiantes de yoga. La sensei (maestra) y yogi que dirige el estudio es una exquisita señora mayor, divina, cultísima, con vastos conocimientos, en excelente estado de salud. Lo mismo puede neutralizar a un atacante con sus destrezas de cinta negra en artes marciales japonesas que dirigir una profunda meditación para entrar en contacto con las sensaciones del cuerpo y liberar toda clase de estrés.
Search AARP Blogs