En la riqueza y en la pobreza; la labor de un cuidador familiar

Prometemos 'en la salud y en la enfermedad' y 'en la riqueza y en la pobreza' esperando nunca enfrentarnos a enfermedades o dificultades financieras. Cuando ocurre una tragedia, a menudo los cónyuges tienen que batallar con ambas cosas; afrontar las responsabilidades de cuidar de su esposo o esposa y velar por su salud y recuperación.

For Richer or Poorer; A Family Caregiver’s Journey
Yvette y Walter, de Carolina del Norte, luchan con esto. Tras el derrame cerebral de Walt hace dos años, Yvette, "como cuidadora y esposa ha aprendido a hacerse cargo de... organizar citas médicas, la jardinería, reparaciones y finanzas", mientras continúa trabajando a tiempo completo. Lamentablemente, esta es la realidad de muchos cuidadores familiares.

"Lo más difícil ha sido nuestra pérdida financiera... yo gasto más de $1,000 de mi cheque de sueldo al mes para cubrir lo que no cubren los beneficios jubilatorios de Walt y sus cheques del Seguro Social por discapacidad".

Durante este Día de San Valentín, recordamos la increíble labor de amor que los cuidadores familiares proveen cada día para sus cónyuges, padres, hermanos y otros. Las historias como la de Yvette y Walt demuestran la necesidad de un crédito tributario para los cuidadores, para brindar apoyo a las familias que luchan contra las dificultades financieras que genera el cuido de un ser querido en el hogar.

En el 2016, el cuidador familiar promedio pagó casi $7,000 en gastos de bolsillo; y lo hacen para ayudar a sus seres queridos a permanecer en sus hogares y comunidades, donde prefieren estar. Sin embargo, sabemos que los costos de bolsillo varían.

Según un informe de AARP del 2016:

  • Los cuidadores familiares afroamericanos o negros gastaron $6,600.
  • Los cuidadores hispanos o latinos gastaron alrededor de $9,000.
  • Los cuidadores familiares asiático-estadounidenses y de las islas del Pacífico gastaron casi $3,000.
  • Los cuidadores a distancia gastaron casi $12,000.
  • Y aquellos que cuidan de adultos con demencia gastaron más de $10,000.

Por eso, AARP lucha por hacerles la vida un poco más fácil a los cuidadores familiares no remunerados al aliviar sus preocupaciones económicas.

Un crédito tributario para los cuidadores familiares
A nivel estatal, AARP está fomentando un proyecto de ley modelo sobre un crédito tributario para cuidadores, el cual aliviaría algunas de las dificultades financieras a las que se enfrentan las personas que cuidan de un ser querido.

Nuestro proyecto de ley modelo propone:

  • un crédito del 50% por gastos elegibles, hasta $1,000;
  • una definición amplia de los gastos elegibles que incluye mejoras al hogar, la compra de equipo para asistir al que recibe cuidados u otros artículos, servicios y ayudas, como auxiliares de cuidados a domicilio, servicios de relevo y tecnología de asistencia;
  • beneficiar a los cuidadores familiares que ganan menos de $75,000 (para una persona) o $150,000 (para una pareja) y que sean parientes del que recibe cuidados; y
  • ayudar a personas de 18 años o más que reciben cuidados, reúnen los requisitos y necesitan asistencia con al menos una actividad de la vida diaria (AVD).

Cuál es la situación en tu estado
Actualmente, las legislaturas estatales de Arizona, Massachusetts, Nueva Jersey y Wisconsin están considerando nuevos proyectos de ley sobre créditos tributarios. En Maine, Ohio y Nueva York, las oficinas estatales de AARP continúan impulsando este tema.

Todos los cuidadores familiares merecen sentirse seguros económicamente a medida que continúan brindando amor y apoyo a sus seres queridos. Los cuidadores como Yvette no deberían tener que preocuparse por los crecientes costos de bolsillo para terapias, equipo médico, modificaciones en el hogar y otros tipos de apoyo mientras se enfocan en ayudar a sus seres queridos.

Yvette dijo, "personalmente, siento una gran responsabilidad porque, ¿quién haría esto si no lo hago yo?". A nivel federal y estatal, AARP se dedica a hacer las responsabilidades un poco más fáciles para los cuidadores como Yvette, y un crédito estatal tributario para los cuidadores es un importante paso para lograrlo.


Elaine Ryan es vicepresidente de activismo e integración de estrategias de los estados (SASI) para AARP. Dirige un equipo legislativo exclusivo que trabaja con las oficinas estatales de AARP para promover el activismo con gobernadores y legisladores estatales, ayudando a las persones mayores de 50 años a alcanzar y conservar su salud y seguridad financiera.

Search AARP Blogs

Related Posts
December 11, 2018 10:07 AM
In an election year filled with partisanship and political fights, it’s no surprise that many Americans feel that their voices aren’t being heard or that the issues that affect their lives aren’t being addressed. But, many outstanding elected officials work hard every day to make a positive difference for their constituents.  That’s why AARP recognizes state legislators, governors, and other elected officials – from both sides of the aisle – who have stepped up and worked together to write, support, and advance common-sense policies that help older Americans remain in their homes and communities and retire with confidence. AARP is proud to announce our fifth annual bipartisan class of Capitol Caregivers, who fought this year to increase support for family caregivers and their loved ones, along with our fourth annual bipartisan class of Super Savers, who championed policies that enhance retirement security.
December 05, 2018 01:06 PM
Caroline is a mother of two children and a preschool teacher who unexpectedly became a family caregiver for her father after he suffered a major stroke. Her father, Tom, now deceased, lost the use of his right side and his ability to speak. Multiple surgeries and rehabilitation treatments later, he was able to live at home with the help of nurses. But it was up to Caroline to provide daily care, such as overseeing appointments and handling certain nursing responsibilities, like managing his medications. “I became the person my father could rely on more than anyone in the world,” Caroline said. “I became his safe place and his best friend.” In communities across the country, family caregivers like Caroline are caring for older parents, spouses and other loved ones, helping them to remain at home – where they want to be. Their tasks are done out of love and commitment, but are not easy. That’s why AARP is fighting for family caregivers and their loved ones in every state. In 2018, AARP advanced new policies to provide more help at home, flexibility at work, training, relief and more, which will benefit over 30 million family caregivers. Here are a couple highlights:
November 27, 2018 08:55 AM
A few months ago, I wrote a blog about the vital role that transportation options play in what we at AARP call “livable communities” – great places to live for people of all ages. Being able to get around is critical to earn a living, raise a family, contribute and stay connected to your community and enjoy life. And, having alternatives to getting behind the wheel of your own car is particularly important for older adults who want to stay in their homes and communities as they age.