La jubilación de las mujeres está en riesgo

Esta semana en FinCon18 presentamos la variedad de programas e iniciativas que tenemos para ayudar a las personas en el país a planificar —e idealmente alcanzar— una jubilación segura. Incluso la embajadora financiera de AARP, Jean Chatzky, presentó en la conferencia un poderoso mensaje sobre las finanzas personales durante la próxima década. Con eso en mente, pensé en temas importantes para las mujeres en particular.

El rol cambiante de las mujeres en Estados Unidos ha sido el centro de atención en los últimos años. Puedes darte cuenta al mirar los números históricos de mujeres postuladas para un cargo este año y el número récord de empresas cuyas propietarias son mujeres.

Pero ¿sabes qué no está cambiando? El hecho de que las mujeres son más propensas a enfrentar la pobreza que los hombres durante la jubilación, especialmente las mujeres afro-americanas y latinas.

Las mujeres enfrentan una batalla cuesta arriba cuando se trata de su seguridad financiera. En promedio, viven por más tiempo que los hombres, por lo que sus ahorros jubilatorios necesitan durar más. Además de eso, sus salarios usualmente son más bajos, por lo que se les hace más difícil ahorrar, y sus beneficios futuros del Seguro Social son menos. Más aún, muchas toman tiempo fuera del trabajo (o recurren a planes alternativos de empleo, como a tiempo parcial o por contrato) para cuidar de hijos, padres ancianos y otros seres queridos. Todos estos factores hacen que sea todavía más difícil que las mujeres hagan crecer los ahorros que necesitan para un futuro próspero y seguro.

Si bien el Seguro Social es una pieza fundamental del rompecabezas, depender solo de él no es suficiente.  Sin embargo, muchas mujeres de 65 años o más dependen del Seguro Social como la fuente casi todos de sus ingresos familiares:

  • casi de 1 de cada 4 mujeres mayores de 65;
  • casi 4 de cada 10 mujeres negras de mayor edad (una tasa que es un 45% más alta que la de las mujeres blancas); y
  • casi 1 de cada 3 mujeres latinas mayores.


Tenemos que empezar a trabajar ahora para cambiar esta tendencia. Podemos comenzar por deshacernos de uno de los obstáculos principales que evitan que las mujeres de todas las edades ahorren lo suficiente para tomar el control de su futuro financiero: la falta de acceso a planes de ahorros jubilatorios. Millones de mujeres trabajan durante toda la vida con pocas o ningunas oportunidades de participar en planes de ahorros jubilatorios en el lugar de trabajo. De hecho, casi la mitad de todas las trabajadoras carecen de acceso a un plan en su empleo. Peor aún, más de dos tercios de las mujeres negras y casi tres cuartos de las latinas no participan en planes de ahorros.

Los programas de Trabajo y ahorro aprobados por 10 estados —y propuestos por dos docenas más— pueden ayudar a estas mujeres a tomar el control de su futuro al permitirles aumentar los ahorros adicionales que necesitarán para lidiar con los crecientes costos de las necesidades básicas y el cuidado de salud. Estos programas les brindan a las mujeres una manera fácil de ahorrar para la jubilación por medio de su sueldo y de tener el control de sus propias cuentas. Los empleados deciden si desean participar y cuánto aportar automáticamente de su sueldo. Algo importante para las mujeres es que los ahorros son su propio dinero, pueden trasladarlo cuando cambian de empleo y pueden depender de esos ahorros en el futuro.

Esta manera progresista de pensar es justo lo que necesitamos para ayudar a las mujeres a establecer un futuro más seguro para ellas mismas y sus familias. Y es una razón adicional por la que aquí en AARP continuaremos luchando por programas de Trabajo y ahorro alrededor del país.

Para conocer más sobre los programas de Trabajo y ahorro, visita aarp.org/myfuture.

¿Te gustaría ser voluntario de AARP? Visita aarp.org/getinvolved

.

Para mantenerte al día con el trabajo que estamos realizando en tu estado y en todo el país, inscríbete para recibir nuestras alertas electrónicas en el boletín electrónico de AARP Advocates, sígueme en Twitter @roamthedomes o visita la página web de tu estado. 


Elaine Ryan es vicepresidenta de activismo e integración de estrategias de los estados (SASI) para AARP. Dirige un equipo legislativo exclusivo que trabaja con las oficinas estatales de AARP para promover el activismo con gobernadores y legisladores estatales, ayudando a las persones mayores de 50 años a alcanzar y conservar su salud y seguridad financiera.

Search AARP Blogs

Related Posts
December 11, 2018 10:07 AM
In an election year filled with partisanship and political fights, it’s no surprise that many Americans feel that their voices aren’t being heard or that the issues that affect their lives aren’t being addressed. But, many outstanding elected officials work hard every day to make a positive difference for their constituents.  That’s why AARP recognizes state legislators, governors, and other elected officials – from both sides of the aisle – who have stepped up and worked together to write, support, and advance common-sense policies that help older Americans remain in their homes and communities and retire with confidence. AARP is proud to announce our fifth annual bipartisan class of Capitol Caregivers, who fought this year to increase support for family caregivers and their loved ones, along with our fourth annual bipartisan class of Super Savers, who championed policies that enhance retirement security.
December 05, 2018 01:06 PM
Caroline is a mother of two children and a preschool teacher who unexpectedly became a family caregiver for her father after he suffered a major stroke. Her father, Tom, now deceased, lost the use of his right side and his ability to speak. Multiple surgeries and rehabilitation treatments later, he was able to live at home with the help of nurses. But it was up to Caroline to provide daily care, such as overseeing appointments and handling certain nursing responsibilities, like managing his medications. “I became the person my father could rely on more than anyone in the world,” Caroline said. “I became his safe place and his best friend.” In communities across the country, family caregivers like Caroline are caring for older parents, spouses and other loved ones, helping them to remain at home – where they want to be. Their tasks are done out of love and commitment, but are not easy. That’s why AARP is fighting for family caregivers and their loved ones in every state. In 2018, AARP advanced new policies to provide more help at home, flexibility at work, training, relief and more, which will benefit over 30 million family caregivers. Here are a couple highlights:
November 27, 2018 08:55 AM
A few months ago, I wrote a blog about the vital role that transportation options play in what we at AARP call “livable communities” – great places to live for people of all ages. Being able to get around is critical to earn a living, raise a family, contribute and stay connected to your community and enjoy life. And, having alternatives to getting behind the wheel of your own car is particularly important for older adults who want to stay in their homes and communities as they age.