Quiche de espinacas con setas

 

quicheLa receta de quiche proviene de la región de Lorena, Francia y data de 1605. Consiste en una tarta salada abierta, elaborada con masa brisa o quebrada (masa compuesta principalmente de harina y mantequilla) a la que se vierte una salsa batida de leche o crema y huevo denominada “migaine”. La “migaine” se aromatiza con pimienta negra y nuez moscada. Esta receta que haremos hoy es una sabrosa variante que me enseñó un querido amigo italiano y contiene setas, espinacas y una combinación de quesos italianos sabrosos que le va a fascinar.

Fotos: Alimentos que deberías comprar orgánicos

Ingredientes

 

  • 1 lata de 12 onzas de leche evaporada
  • 1 lata de 4 onzas de setas rebanadas
  • 1 paquete de 9 o 10 onzas de espinacas frescas o congeladas
  • 1/2 taza de queso parmesano
  • 1 taza de queso mozzarella rallado
  • 4 o 5 huevos
  • 1 barra de mantequilla y 2 cucharadas aparte
  • 2 tazas de harina de trigo
  • 1/4 taza de agua
  • 1 cucharada de ajo molido
  • Sal y pimienta negra molida a gusto

Utensilios: Necesitas un bol grande para preparar la masa y para preparar el relleno. Un molde redondo con borde ondulado para hornear, preferiblemente que se le remueva el fondo para que sea más fácil a la hora de sacarlo.

quiche preparationPreparación

Para la masa:

 

  1. En un bol grande mezcla la barra de mantequilla derretida con la harina y el agua. Con un rodillo estira la masa hasta que pueda cubrir todo el molde. Usa más harina si la masa está muy blanda o, si por el contrario, está dura añade agua.
  2. Cubre todo el interior del molde con la masa y ve presionándola hacia las orillas para que agarre la forma del molde. Haz unos pequeños agujeros en el fondo con un tenedor.
  3. Hornea la masa a 350ºF por cinco minutos.

 

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

 

Para el relleno:

En una sartén grande saltea las setas con una cucharada de mantequilla hasta que estén doradas.

Añade la espinaca y otra cucharada de mantequilla a la sartén, sal y pimienta al gusto y lo tapas a fuego mediano hasta que la espinaca se descongele y se cocine.

Mientras tanto en un bol grande mezcla con un batidor de mano la leche, los huevos y el queso parmesano.

Para ensamblar:

Una vez que la masa esté lista añádele las setas con las espinacas y vierte la mezcla de leche y huevos.

Añade el queso mozzarella y con una cuchara o espátula mézclalo suavemente y vuelve a ponerlo en el horno por unos 30 minutos, a 350ºF hasta que esté dorado. Puedes verificar si está totalmente cocido introduciendo un cuchillo en el centro del quiche, si sale limpio está listo.

Déjalo reposar por unos minutos y córtalo en triángulos estilo pizza. Sírvelo con ensalada verde y pan con ajo. Una copa de vino blanco sería un buen acompañante. ¡Bon appetit!

Foto: Daniel Nieves

También te puede interesar:

 

0 comments