La nueva “Viagra femenina”: ¿ayudará a las mujeres mayores?

740-new-female-viagra-pill-will-it-help-older-women[2]

In English | La Food and Drug Administration (FDA, Administración de Alimentos y Medicamentos) ha aprobado el primer medicamento diseñado para tratar la falta de libido o deseo sexual entre las mujeres premenopáusicas, aunque algunos expertos dicen que también podría ayudar a las mujeres mayores.

Fotos: 7 razones para estar más activo sexualmente después de los 50

El medicamento se aprobó luego de una controversial campaña de cabildeo en junio por parte de su fabricante y otros grupos, que acusaban a la agencia federal de parcialidad de sexo al no haber aprobado un medicamento para la disfunción sexual femenina.

La FDA negó la acusación y dijo que los medicamentos para la disfunción eréctil masculina funcionan de una manera muy distinta que los medicamentos para la baja libido femenina. Los medicamentos como Viagra aumentan el flujo de sangre al pene para mejorar las erecciones y se toman cuando se necesitan. El recién aprobado medicamento para mujeres —que se comercializará bajo el nombre Addyi— es un tipo de antidepresivo que afecta a los químicos cerebrales que activan la excitación sexual y el deseo, y debe tomarse a diario.

La Dra. Holly Thacker, especialista en salud femenina en la Cleveland Clinic, dijo que el medicamento podría “cambiar las reglas del juego” para las mujeres con disfunción sexual. “No ayudará a todas las mujeres que padecen problemas sexuales, pero tendrá un papel en el tratamiento”, dijo por correo electrónico.

Suscríbete a nuestro boletín.

Sin embargo, Public Citizen, un grupo de protección al consumidor que testificó en contra del medicamento en junio, dijo que la decisión de la FDA ignora “peligros graves para las mujeres, con pocos beneficios, e imprudentemente hace caso omiso de la preocupante información sobre los riesgos.” El Dr. Sidney Wolfe, uno de sus fundadores, predijo que el medicamento dejará de venderse en unos años debido a sus efectos secundarios perjudiciales. “Desafortunadamente, esto no es lo último que escucharemos sobre este medicamento”, dijo en una declaración.

Addyi (nombre genérico flibanserina) ha tenido un historial incierto, pues comenzó como un antidepresivo que fracasó y luego se reorientó porque parecía que ayudaba a algunas mujeres a reavivar su libido. El efecto es moderado, pero los efectos secundarios han preocupado a paneles consultivos de la FDA: mareos, somnolencia, presión arterial baja y desmayos, en especial cuando se combina con alcohol y algunos otros medicamentos.

Cuando Addyi ingrese en el mercado a mediados de octubre, el envase contendrá una advertencia exigida por la FDA, acerca del riesgo de presión arterial baja y desmayos en pacientes que consumen alcohol mientras toman el medicamento. Además, se requerirá que los médicos completen un curso especial de capacitación sobre los efectos secundarios del medicamento antes de que se les permita recetarlo.

Cindy Whitehead, directora ejecutiva del fabricante, Sprout Pharmaceuticals, enfatizó que Addyi no es para mujeres “que han perdido interés en el sexo debido a un problema con su pareja” o “debido a que están demasiado cansadas o estresadas por cuidar a su familia”. “Esas son fluctuaciones sexuales normales” que pueden tratarse de otras maneras, dijo Whitehead durante una conferencia de prensa.

En cambio, es para 1 de cada 10 mujeres con trastorno del deseo sexual hipoactivo (TDSH), una pérdida del deseo sexual que no se debe a un “trastorno médico o psiquiátrico coexistente, problemas dentro de la relación ni a los efectos de un medicamento u otro fármaco”, según la FDA.

A pesar de que Addyi solo se ha aprobado para que lo tomen las mujeres premenopáusicas, hay algunas indicaciones de que podría ser útil para las mujeres mayores, “y Sprout planea proseguir con esto en el futuro”, dijo una investigadora de Addyi, la Dra. Anita Clayton, de la Facultad de Medicina de University of Virginia.

Descuentos en Salud y Bienestar: Ahorros de hasta un 30% en un estilo de vida más sano.

Un estudio del 2013 realizado por investigadores de la George Washington University entre 950 mujeres posmenopáusicas que padecen TDSH descubrió que el medicamento ayudó a mejorar la libido, parecido al efecto que tuvo entre las mujeres premenopáusicas.

El Dr. Brett Worly, un experto en disfunción sexual femenina en el Centro Médico Wexner de Ohio State University, se muestra prudentemente optimista de que Addyi podría ayudar a las mujeres mayores de 50 años. “Algunas mujeres posmenopáusicas podrían responder de manera positiva al medicamento, y hay un fuerte efecto placebo para todas las personas con problemas sexuales”, dijo por correo electrónico.

Ya sea antes o después de la menopausia, “es importante que cada mujer hable con su médico sobre los riesgos y beneficios del nuevo medicamento y que tomen juntos la decisión”, añadió.

También te puede interesar:

 

Página de inicio de AARP

 

Foto: Allen Breed/AP

Search AARP Blogs