Béisbol: Cuban Sugar Kings, El Duque, Obama y el futuro

Cuando triunfó la Revolución Cubana en 1959, Cuba tenía el privilegio no

hernandez

solo de contar con la mayor cantidad de jugadores latinos en las Grandes Ligas, sino de poseer un equipo propio en Triple A, Cubans Sugar Kings, que ganó la Serie Mundial de Ligas Menores en 1960.

Su dueño, Bobby Maduro, tenía el aval y se esperaba que antes de 1962 Cuba contaría con un equipo propio en las Grandes Ligas, pero Fidel Castro echó todos los sueños beisboleros por tierra y en respuesta al embargo económico de Estados Unidos, eliminó el béisbol profesional de la isla.

Fotos: Conoce a las leyendas latinas del béisbol

La mayoría de los peloteros cubanos de los Cuban Sugar Kings emigraron y algunos incluso llegaron a ser estrellas de sus equipos. Durante décadas, sólo hubo algunos pocos cubanos en las Grandes Ligas, mientras en la isla el béisbol amateur triunfaba en las competencias internacionales.

El miedo a dejar a sus familias y el estigma de que no tenían calidad suficiente para triunfar directamente en las Ligas Mayores impidió el flujo de peloteros cubanos a Estados Unidos.

Tras el triunfo en los años 90 de los hermanos Liván y Orlando "El Duque" Hernández, ambos ganadores de Series Mundiales y, en el caso del segundo, en cuatro ocasiones y con los Yankees de Nueva York, cambió la historia.

El Duque triunfó con los afamados Yankees tras una odisea que lo llevó a fugarse de Cuba en una pequeña embarcación, pasar cuatro días sin alimentos en Cayo Anguila, estar preso en Bahamas a punto de ser devuelto a Cuba y finalmente emigrar a Costa Rica.

Semanas sin entrenamiento y su edad, tenía más de 30 años, hacían casi imposible conseguir un buen contrato en las Ligas Mayores, pero el Duque rompió todos los esquemas, consiguió un pequeño contrato de $6 millones por cuatro años y finalmente se convirtió en un héroe en la Gran Manzana.

Recibe información sobre este y otros temas. Suscríbete a nuestro boletín.

Hoy la mayoría de los 30 jugadores cubanos en las Grandes Ligas ganan mucho más que el Duque y de los 160 peloteros que emigraron en poco más de un año, algunos recibirán seguramente grandes contratos, como los hermanos Yulieski y Lourdes Gurriel, las más recientes deserciones de la selección cubana, hace solo unas semanas.

Sin embargo, para poder jugar en las Grandes Ligas los peloteros tienen que desertar, fugarse en una embarcación, pagar a traficantes y establecerse en un tercer país a fin de firmar un contrato como agente libre, debido a las regulaciones del embargo económico a Cuba.

Dayron Varona, quien se escapó de Cuba junto a su madre en una lancha hace solo tres años, se convirtió esta semana en el primer pelotero cubano desertor en jugar de nuevo en la isla cuando defendió el jardín derecho del equipo de Grandes Ligas Tampa Bay Rays en el juego de exhibición frente a la selección cubana en La Habana.

El acercamiento a Cuba del presidente estadounidense Barack Obama ha propiciado que las Ligas Mayores y su comisionado, Rob Manfred, gestionen ante el Departamento del Tesoro la posibilidad de firmar directamente a los cubanos sin que tengan que arriesgar sus vidas para cumplir los sueños de jugar en Estados Unidos.

Descuentos en Salud y Bienestar: Ahorros de hasta un 30% en un estilo de vida más sano.

Lo que no está claro es si las autoridades cubanas permitirán que los jugadores solo paguen impuestos si residen en Cuba o se querrán llevar una buena tajada como hacen con los deportistas que dejan salir a jugar a otros países.

Tony Castro, hijo del nonagenario exmandatario cubano Fidel Castro, es quien está al frente del nuevo empeño y se le ve muy interesado en resolver el asunto, al parecer porque mira las ganancias que él se pueda llevar.

Si hacen algo para beneficiar a los peloteros cubanos, bienvenido sea, pero visto lo visto todo parece más inclinado a que a los peloteros cubanos le cambiarán la lancha para fugarse por un "rascador de bolsillo" que beneficie a la nueva generación de la familia Castro.

¡Ojalá todo sea para todos y por el bien de todos!

¿Y tu que opinas?

También te puede interesar:

Search AARP Blogs