Contribuye con tu grano de arena para acabar con el maltrato a los ancianos

Este 15 de junio se celebró el Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez. La fecha fue aprobada en 2011 por las Naciones Unidas, debido a la creciente cifra de personas adultas mayores que son maltratadas o sufren abusos.

La conmemoración anual ha contribuido a generar un nuevo debate mundial sobre un tema que solía ser tabú, a medida que se suman los apoyos al derecho de las personas de edad a gozar de una vida sin violencia ni abusos.

“El lamentable delito del maltrato de las personas de edad suele ocurrir en entornos privados y reservados, por lo que una respuesta pública explícita resulta mucho más importante”, dijo el Secretario General, Ban Ki-moon, en una mensaje al mundo a propósito de esta designación.

La población mundial de las personas de 60 años o más será más del doble, de 542 millones en 1995 a unos 1.200 millones en 2025, según la ONU, que estima que entre el 4% y el 6% de las personas mayores del mundo han sufrido alguna forma de abuso y maltrato.

Age

En América Latina los países con mayor índice de violencia son en orden descendente: Colombia, Brasil y Panamá, donde se reportan anualmente más de 102.000 casos de extrema violencia, de los cuales un 38% de los maltratados son adultos mayores. En Argentina y Chile este fenómeno se ha venido incrementando desde hace más de tres décadas; se estima que más de 33.600 adultos mayores sufren algún tipo de violencia dentro del seno familiar, según indica la Asociación Gerontológica Argentina en su sitio web.

El maltrato de las personas de edad puede llevar a graves lesiones físicas y tener consecuencias psicológicas a largo plazo. Se prevé que aumentarán los malos tratos a las personas de edad, ya que en muchos países es rápido el envejecimiento de la población.

Se trata de un problema social que afecta la salud y los derechos humanos de millones de personas mayores en el mundo y es un problema que merece la atención de la comunidad internacional.

Dejar atrás toda forma de violencia contra las personas que viven y vivirán la vejez significa darnos cuenta de que violencia no solamente implica maltrato directo, o violencia visible, sino también violencias menos evidentes o ‘invisibles’, como la agresión cultural, representada en actitudes, creencias, estereotipos, prejuicios y actos de discriminación hacia las personas por su condición de vejez.

Los principios de las Naciones Unidas para las personas de edad avanzada abarcan cinco temáticas principales: independencia, participación, cuidados, autorrealización y dignidad.

Ojalá sirva esta ocasión para evidenciar la voluntad política de todos los gobiernos de América Latina y el Caribe de comprometerse, en la práctica, con la promoción y protección de los derechos humanos de las personas adultas mayores, apoyando iniciativas que les garanticen respeto y seguridad.

El maltrato es un problema de todos y de la sociedad en su conjunto, por lo que todos debemos comprometernos en esta problemática.

Para prevenir el abuso de ancianos, el gobierno de Estados Unidos cuenta con la siguiente información de asistencia, según el portal GobiernoUSA.gov:

1.  Centros o líneas telefónicas para denunciar el abuso de ancianos. Asuntos sobre la Vejez cuenta con el Centro Nacional sobre el Abuso de Ancianos (también conocida como NCEA) que ofrece servicios de protección e información de contacto en cada estado (en inglés) para denunciar un caso de abuso. Si se trata de una emergencia o peligro inmediato, llama al 911.

2.  Instituto Nacional del Envejecimiento.  Ofrece publicaciones para el bienestar de las personas mayores.

3. Buscador de Cuidados de Personas Mayores. Ofrece ayuda para encontrar servicios para las personas de la tercera edad y sus familiares. Llama al 1-800-677-1116 (presiona 2 para recibir atención en español) o visita Eldercare Locator (en inglés).

Foto: vtupinamba/istockphoto

También te puede interesar:

 

Página de inicio de AARP

Search AARP Blogs