8 consejos para que pases una Navidad y un Año Nuevo diferentes

Navidad y Año Nuevo son motivo de fiestas, compras y celebraciones. Pero también puede tornarse en una temporada llena de angustias y preocupaciones.

¿Las fiestas te estresan? ¿Te inquieta gastar mucho dinero? ¿Y tener que cocinar para mucha gente? No desesperes. Hay formas alternativas de celebrar, de compartir en familia y de reflexionar en esta época.

A continuación te damos algunas ideas prácticas para hacer durante este mes, que puedes adaptarlas a tu gusto.

Christmas
1. Vive el espíritu de las fiestas

Comparte al máximo con tu familia, amigos y todos tus seres queridos: esta es una época para dejarte llevar por el calor humano, la reconciliación y los buenos deseos. Prepara estos días especiales con decoraciones y manualidades en tu hogar; sorprende a tus invitados con recetas tradicionales y prepara la lista de deseos para Año Nuevo de una forma novedosa. Por ejemplo, en vez de que lo hagas solo por su cuenta, prepáralos con el grupo.

2. Ve películas, canta y relata

Probablemente resulte más costoso ir al cine en familia, así que se puede organizar una jornada de películas en casa. Pregunta a cada miembro de la familia cuál es su película de Navidad preferida, haz una lista y reserva algunas noches para verlas con los demás. Por otro lado, en la cena de Nochebuena se pueden cantar villancicos, decir cada uno por qué cosas están agradecidos y contar historias navideñas.

3. Simplifica las celebraciones

La colaboración hace las fiestas más divertidas. Pueden participar todos en la elaboración de comidas o bien cada familia puede aportar un plato, para evitar que el exceso de trabajo recaiga siempre en las mismas personas.

4. Evita el estrés de comprar a última hora

Es más sensato dedicar tiempo a pensar en los regalos más apropiados y elaborar una lista que salir de compras con ideas vagas. También ayuda comprar en pequeños comercios, con tranquilidad y con la suficiente antelación para evitar colas, exceso de gente, precipitaciones de última hora, que luego se transforman en interminables filas, pérdida de tiempo, impaciencia y mal humor.

5. Haz tus propios regalos y sorprende a todos

Elaborar uno mismo los regalos puede ser una excelente fuente de satisfacción. Seleccionar unas fotos familiares que enmarcar, tejer un jersey a mano, hacer unos dulces y envolverlos con estilo. No es necesario gastar grandes sumas de dinero; llegan más los detalles pensados para el gusto personal del otro.

6. No descuides tu salud personal

Cuidarse, descansar y mantenerse en forma es uno de los retos de la temporada de Navidad y fin de año ante los excesos de comidas y bebidas. No te pases con los dulces, o intenta elegir los que tienen algo menos de azúcar. Además modera las cantidades de lo que comes y cuídate del licor, tanto del tipo como el exceso. ¡Mantente saludable!

7. Haz un balance positivo

Es el momento del año perfecto para hacer balance, eso sí, un balance positivo. Piensa en todo lo bueno que ha ocurrido en tu vida en el último año y en la gente que te ha hecho un poquito más feliz en este tiempo. Reafirma tus ilusiones, metas y sueños y cárgate de energía positiva.

8. Ponle un alto a la tecnología

Olvídate de los e-mails y de las felicitaciones preelaboradas . No pierdas la costumbre de escribir tus propios mensajes de felicitaciones a la gente que te importa. Pero sobre todo, procura darle unas minivacaciones a tu celular, tu iPad y todos los dispositivos que nos han vuelto adictos y nos aíslan incluso de nuestras propias familias.

Foto: svetikd/istockphoto

 

También te puede interesar:

Search AARP Blogs