Berenjena, ¿a la milanesa o a la parmesana?

eggplant parmigiana

La berenjena es un fruto muy noble con un sabor muy suave y peculiar que muy bien puede ser un substituto para la carne cuando estás en esos días que no la quieres comer. Las dos formas de prepararla que prefiero son a la parmesana y a la milanesa, aunque troceada y cocida en una salsa marinara le da un sabor diferente, muy bueno para cuando quieres impresionar. Los ingredientes son básicamente los mismos, la diferencia es que a la milanesa es empanada. Entonces, ¿cuál preparar? Hoy nos vamos a la parmesana.

Inredientes:

berenjena, aubergine, eggplant


  • 1 berenjena grande
  • 1 1/2 taza de queso mozzarella
  • 2 tazas de salsa marinara
  • 1 taza de queso parmesano
  • 4 cucharadas de mantequilla

 

Preparación:

1. Pela la berenjena y córtala a lo largo en rebanadas de 1/4 de pulgada de grosor. En un sartén grande derrites un poco de mantequilla a fuego lento y le añades 1 o 2 cucharadas de agua. Pones las berenjenas a sofreír (una sola capa a la vez) tapadas, cuando empiece a adquirir una textura translúcida las volteas y las remueves antes que se deshagan (no importan si no están completamente cocidas porque se terminarán de cocer en el horno).

2. Luego, en un molde para lasaña pones una capa de berenjena, una de salsa, una de queso mozzarella y una de queso parmesano. Repites hasta que se acaben las berenjenas teniendo en cu

pan with eggplant

enta que la última capa de berenjena solo la cubres con salsa y queso parmesano (ovias el mozzarella).

3. Horneas a 400 grados hasta que el queso esté dorado.

4. Dejas reposar para que no se deshaga al servir. La acompañas con una ensalada de lechuga, tomate, pimiento verde y pepinillo. También en muy sabrosa con pan con ajo y una copa de vino blanco.

Uff, para chuparse los dedos, ¡ bon appetit!

 

 

Fotos: Daniel Nievespicamaniacadlifemarketingsal61

 

También te puede interesar:

Search AARP Blogs