Dopaje barato con consecuencias millonarias

Sharapova
María Sharapova

Bonita, dulce, estilizada, elegante, simpática, agradable. La prensa mundial no tenía más que atributos positivos y galanterías para esa rusa de piernas largas, ojos azules y mirada sensual que además jugaba muy bien al tenis y que responde al nombre de María Yúrievna Sharapova.

Hoy día la prensa mundial no sabe como calificarla. Todavía los medios no salen de la sorpresa por su confesión de dopaje con un producto llamado Meldonium que se vende en internet a $4 dólares por una caja de 40 cápsulas de 250 miligramos y que le han costado perder patrocinios por miles de millones de dólares.

Fotos: Cuánto ganan tus deportistas favoritos

La niña nacida en la fría región rusa de Siberia y que a los ocho años emigró a Estados Unidos, se convirtió a sus 28 años en la ganadora de 35 títulos del circuito mundial de tenis de la WTA, incluidos cinco torneos de Grand Slam.

Además, según la revista Forbes , fue la deportista mejor pagada del mundo durante 11 años consecutivos con ganancias de más de $29.7 millones en el último año. El 77% de ese dinero, unos 23 millones de dólares, corresponden a dinero de patrocinio y derechos de imagen de la tenista y modelo.

Sharapova impresionaba desde que era una adolescente. La entrevisté cuando ella tenía 16 años y lo hice perplejo por su extraordinaria belleza y por la forma tan madura y segura que tenía para expresarse, lo cual le hacía aparentar más edad pese a su rostro infantil de princesa de cuentos de hadas.

Suscríbete al nuestro boletín informativo para que estés al tanto de los temas que te interesan

Sharapova se ganó a todo el mundo, incluido a los patrocinadores que no dudaron en apostar por ella y la dotaron de millones de dólares, como hicieron con la también rusa Anna Kournikova. Lo único es que Sharapova sí comenzó a triunfar en las canchas y no sólo fuera, algo que no pudo hacer Kournikova.

Nike fue su mayor respaldo desde que ganó Wimbledon con apenas 17 años. Actualmente posee una línea de ropa deportiva propia dentro de la marca, algo de lo que solo pueden presumir la estadounidense Serena Williams, el español Rafael Nadal y el suizo Roger Federer.

Nada más conocerse la noticia de su dopaje, Nike, la fábrica alemana de coches Porsche y la marca suiza de relojes Tag Heuer le retiraron su patrocinio millonario, mientras otras como American Express, Samsung, Evian, Tiffany y Avon están meditando su decisión.

¿Qué es el Meldonium?

La gente en Rusia consume el Meldonium sin receta. Allí es como aquí tomar vitamina C. Sin embargo, la Agencia Mundial Antidopaje, que sabía que muchos deportistas lo consumían para mejorar su rendimiento, solo lo incluyó en la lista de sustancias prohibidas el 1º. de enero de 2016 y Sharapova, que lo consumía hacía 10 años, no se enteró o no quiso enterarse.

Este suplemento normaliza el metabolismo energético de modo que las células no sufren por falta de oxígeno, a causa del esfuerzo físico o estrés.

El doctor Ivars Kalvins, su creador en la Letonia soviética de los 70, señala que buscaba una sustancia que no se descompusiera en el interior del organismo, para así mantener más tiempo el aporte de oxígeno. Su invento ayuda también contra la insuficiencia coronaria. No mejora capacidades, sino que maximiza las existentes.

Descuentos en salud y bienestar: Ahorros de hasta un 30%

Sharapova estuvo preocupada durante años por sus electrocardiogramas irregulares y también por los antecedentes diabéticos de su familia. No está claro si siendo casi un bebé le afectó vivir durante un tiempo cerca de la  nuclearizada ciudad de Chernóbil.

Lo cierto es que la rusa confía en un perdón y quiere redimirse. Otros ídolos cayeron ya desde lo más alto de su pedestal, como le ocurrió al ciclista estadounidense Lance Armstrong, y nunca se pudieron levantar.

Sharapova confía también en que su marca de caramelos y chocolates "Sugarpova" le proporcione algún dinero para vivir luego de esta cuantiosa y súbita pérdida. Por el momento, su sabor de boca es muy amargo al cambiar cajas de dopaje de $4 por miles de millones de patrocinio.

¿Y tú que opinas?

También te puede interesar:

Search AARP Blogs