El voto latino, ¿es tan decisivo como se dice?

A medida que se acercan las elecciones legislativas, se incrementan las voces acerca de la repercusión negativa que tendría para los demócratas la decisión del presidente Obama de aplazar cualquier orden ejecutiva sobre inmigración. Sin embargo, un informe del Pew Research Center muestra que el impacto del voto latino en las elecciones de medio término está por verse.

El informe, titulado “ Latino vote is small in nearly all states with hot Senate races” (Voto latino es pequeño en casi todos los estados con contiendas senatoriales candentes ), indica que los latinos constituyen el 5% o menos de los votantes en ocho de los nueve estados donde cualquiera puede ganar en la carrera por escaños al Senado. La única excepción es Colorado, donde los latinos son el 14% de los votantes calificados.

Get Out The Vote

En los estados donde las estadísticas muestran cuántos latinos están registrados para votar, una proporción aún más pequeña es de origen latino. Sólo el 1,9% de los votantes registrados en Carolina del Norte y el 1,7% en Georgia son latinos.

Hay que agregar que los votantes hispanos acuden estadísticamente con menor afluencia a las urnas cuando se trata de unas elecciones legislativas como las de noviembre próximo. En 2010, solamente el 31,2% de los votantes latinos elegibles votaron, en comparación con el 48,6% de los blancos no hispanos que votaron ese año, según el Pew.

Según cálculos de la National Association of Latino Elected and Appointed Officials ( NALEO), alrededor de 7,8 millones de votantes latinos acudirán a las urnas, un 2% menos de los que votaron en las elecciones presidenciales de 2012.,y la distribución del voto y la división por distritos bajan la capacidad de impacto directo de este grupo demográfico a pequeña escala.

Todo lo anterior no demerita el impacto potencial del voto latino, que indudablemente va en aumento. Hay más de 25 millones de hispanos que tienen al menos 18 años de edad y son ciudadanos en 2014, frente a los 21,3 millones en 2010 (aunque no todos están registrados para votar). Estos logros reflejan en gran medida el creciente número de jóvenes latinos que cumplen 18 años cada año, alrededor de 800.000 en 2012, y que son votantes por primera vez.

La población latina seguirá creciendo y se convertirá cada vez más en un segmento importante del electorado nacional. La clave está en tener una visión más amplia de lo que significa elegir a los gobernantes, y que haya un mayor trabajo de concienciación de parte de las organizaciones hispanas hacia los latinos para que acudan a las urnas y tengan en sus manos el elemento que incline la balanza.

Foto: jacomstephens/istockphoto 
Video: YouTube

Search AARP Blogs