No te vuelvas loco, la rosácea se puede controlar

iStock_000013699132_Medium

Desde pequeña recuerdo tener los cachetes rosados. Soy de piel muy blanca y cada vez que sentía calor, que me ponía nerviosa, o que hacía ejercicios los cachetes se me ponían como dos chapas rosadas. Siempre entendí que era normal. Todo cambió en enero de este año cuando visité a mi hermano en el helado estado de Chicago. Las temperaturas estaban bajo cero y yo parecía esquimal con la ropa de invierno. La piel se me puso reseca. Al cabo de dos o tres días de regresar a Puerto Rico se me brotó la cara. Me vi al espejo en la mañana y me asusté, parecía acné. Pequeños granitos me cubrían todos los cachetes y sentía la cara caliente y tenía ardor. De inmediato saqué cita de emergencia con mi dermatólogo quien me dio la noticia de que tenía rosácea.

Fotos: 10 consejos para cuidar tu piel naturalmente

Según la define la U.S. National Library of Medicine, la rosácea es "una afección crónica de la piel que provoca que la cara se torne color rojo. Puede ocasionar hinchazón y úlceras cutáneas que lucen como acné".

En efecto, no había regresado a la pubertad por arte de magia, el brote de mi cara era rosácea. Expertos han establecido que no hay causa específica pero que la condición puede comenzar entre los 30 y 50 años de edad en personas de piel clara. Muchas veces se observan los vasos sanguíneos del rostro o los capilares inflamados. Los síntomas que yo sentía eran los típicos.

Suscríbete a nuestro boletín.

Mi dermatólogo identificó que posiblemente el cambio de temperatura tan drástico entre el trópico y las nevadas en Chicago me habían disparado la condición. Los detonantes de la rosácea varían de persona a persona.

En su página electrónica la National Rosacea Society identifica varios factores que pueden ir desde la ingesta de alimentos, hasta cambios de clima, tensión emocional, productos faciales, entre otros. Alimentos como el chocolate, el queso, la salsa soya, el vinagre, la berenjena, el aguacate, la espinaca, los cítricos y las comidas picantes, los saunas, las temperaturas altas o muy frías, tomar el sol, exponerse a vientos, las bebidas alcohólicas, los productos cosméticos, entre otros son algunos detonantes.

Recomendaciones para aliviar o evitar los síntomas:

 

  • Evita tomar sol, si lo haces utiliza siempre un protector solar
  • Practica técnicas de relajación para aliviar la tensión y el estrés
  • Evita los piques, salsas y condimentos
  • No tomes bebidas calientes

 

Algo importante que los expertos advierten a las personas es que no intenten curarse con medicamentos para el acné porque la rosácea no es acné. A veces el enrojecimiento es tal que la persona sufre de baja autoestima. Lo positivo es que firmas cosméticas han desarrollado maquillaje para personas con condiciones de enrojecimiento.

Descuentos en Salud y Bienestar: Ahorros de hasta un 30% en un estilo de vida más sano.

Recuerda que es importante que no te autodiagnostiques. Visita a tu médico. Este sabrá qué recetarte. Sigue sus recomendaciones al pie de la letra y estarás mejor. Te lo digo yo, mi cara ya volvió a la normalidad. Próximamente tengo una cita de seguimiento.

También te puede interesar:

 

Página de inicio de AARP

Foto de RichardForeman vía iS tock

 

 

Search AARP Blogs