AARP Oklahoma pide una moratoria sobre el aumento a las tarifas de servicios públicos

Hombres trabajan con líneas eléctricas en un poste
Peter Cade/Getty Images

In English | La economía de los residentes de Oklahoma ya está bajo presión debido a los altos costos del combustible y al calor sin precedentes, y lo último que necesitan es que aumenten las tarifas de los servicios públicos. Instamos a los reguladores estatales a que bloqueen todo ajuste de tarifas que ponga más presión sobre los residentes con ingresos bajos o fijos.

AARP Oklahoma envió esta semana una solicitud de moratoria a la comisión de corporaciones del estado, que está considerando un aumento propuesto de $164 millones en la tarifa de electricidad de la compañía eléctrica OG&E del estado. Nos preocupa que, si se aprueba el aumento en la tarifa de electricidad, esto resulte en aumentos en la energía y el gas natural para todo el estado.

“Los adultos mayores, especialmente los de ingresos fijos, están tratando de comprar alimentos y medicamentos. Las familias se preguntan cómo podrán pagar la ropa y los suministros necesarios para el regreso a clases", dijo en un comunicado Jim Randall, presidente estatal voluntario de AARP Oklahoma. “Todas las personas que enfrentan dificultades económicas están haciendo sacrificios para llegar a fin de mes. Es hora de que nuestras empresas de servicios públicos, que son principalmente propiedad de inversores, detengan los aumentos excesivos y hagan lo mismo”.

El mes pasado, nos unimos a un grupo de organizaciones que se oponen al aumento de las tasas para presentar una contrapropuesta ante la comisión de corporaciones que rechazaría el aumento de tarifas de OG&E y ofrecería apoyo adicional a los clientes de OG&E de bajos ingresos. También enviamos a la comisión peticiones firmadas por casi 7,000 residentes de Oklahoma en las que le pedimos que rechacen la solicitud de aumento de tarifas de OG&E.

Hemos estado activos en todo el país instando a los funcionarios a rechazar los aumentos de tarifas innecesarios y evitar las interrupciones de servicio. Presionamos a los legisladores en Nueva York para que establecieran un programa de alivio de pagos atrasados de servicios públicos para los residentes de bajos ingresos, y respaldamos un proyecto de ley de Nueva Jersey (en inglés) que les otorgó a las personas que solicitaron asistencia estatal con los servicios públicos 60 días antes de interrumpir los servicios públicos de electricidad, agua y otros.  También hemos estado luchando contra la propuesta de una empresa de servicios públicos de California que busca implementar aumentos anuales a las tarifas del gas y la electricidad entre el 2023 y el 2026 (enlaces en inglés).

Lee más sobre nuestros esfuerzos en Oklahoma, pídeles a los funcionarios estatales que rechacen el aumento de tarifas de OG&E y obtén más información sobre la postura de AARP en cuanto a las tarifas y el acceso a los servicios públicos (enlaces en inglés).